blog FEVECTA portada

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

Reflexiones sobre el emprendimiento cooperativo, la gestión participativa y el trabajo en equipo

Llaurant La Llum Coop V,

primera cooperativa de la Comunitat Valenciana experta en adicciones

2
SEPT

2019

entrada2
laurant la llum

Trata de forma residencial y ambulatoria todo tipo de conductas adictivas, y presta servicios de prevención y tratamiento de adicciones en el ámbito laboral

El consumo de cocaína, seguido del alcohol y del cannabis, y la adicción al juego y al sexo entre las adicciones conductuales, son en la actualidad las principales causas de ingreso en centros de tratamiento especializados. Valencia es la segunda ciudad española en consumo de cocaína y la octava de Europa, según datos del Informe sobre drogas 2018 en España que elabora el Observatorio Europeo de la Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA) con información facilitada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.


La sociedad actual capitalista y tecnológica del siglo XXI ofrece muchísimas oportunidades de desarrollo a todos los niveles a las personas, pero es bien cierto que estamos inmersos en un sistema donde el elevado nivel de responsabilidades genera problemas de estrés, ansiedad y depresión que a menudo derivan en problemas de adicción”, reconoce José Miguel Camacho, Trabajador Social del centro de desintoxicación de adicciones LLAURANT LA LLUM Coop V. Como explica Camacho, “las personas que desarrollan conductas adictivas tienen dificultades para manejar emocionalmente conflictos internos y/o externos, ante los cuales se recurre al alcohol, las drogas o al juego como evasión de una realidad que no saben gestionar y que les produce altos niveles de malestar”.


Y una vez se entra en este círculo vicioso, salir de él podría compararse con una carrera de fondo que precisa de ayuda del entorno familiar y social y de asistencia profesional como la que ofrece la cooperativa LLAURANT LA LLUM, un centro para la deshabituación y para la desintoxicación de adicciones, ubicado en el municipio valenciano de Picassent, con 35 años de experiencia en el tratamiento de las drogodependencias, el alcoholismo u otro tipo de conductas adictivas, tales como la ludopatía, internet, las compras compulsivas, la vigorexia, etc.

llaurant1
gimnasio
naturaleza

LLAURANT LA LLUM nace a mediados de la década de los 80 del siglo pasado del compromiso e impulso de Emilio Campos, referente en el ámbito del crecimiento personal y la meditación. En colaboración con un grupo de personas con una sensibilidad especial hacia los problemas sociales, el proyecto surge con una clara vocación de apoyo a personas con adicciones - en aquellos momentos sobre todo a la heroína-, que se encontraban en riesgo de exclusión social cuando salían de prisión.


Con el paso del tiempo, la iniciativa fue profesionalizándose hasta convertirse en una Comunidad Terapéutica que en la actualidad trata de forma residencial todo tipo de conductas adictivas, que cuenta, además, con un gabinete de tratamiento ambulatorio y que presta servicios de prevención y tratamiento de adicciones en el ámbito laboral. “Tanto a nivel residencial como en nuestro gabinete ambulatorio tratamos todo tipo de adicciones tóxicas y comportamentales, así como casos de pacientes con patología dual. Estadísticamente la mayor demanda de tratamiento está relacionada con la adicción a la cocaína y/o al alcohol, aumentando cada vez más la prevalencia de problemas de juego patológico. Asimismo, nos encontramos con pacientes que tienen otro tipo de conductas adictivas como cannabis, marihuana sintética, opiáceos, benzodiacepinas…”, explica la coordinadora del centro, Silvia Ros.


En cuanto al perfil de los pacientes que acuden a tratamiento, es muy amplio, como reconoce Ros: “Podemos encontrarnos con personas en una franja de edad desde los 18 años hasta edades avanzadas, procedentes de cualquier punto de la geografía española, e incluso del extranjero, que presentan diferentes conductas adictivas dependiendo de sus circunstancias personales”.


A lo largo de las más de tres décadas de trayectoria de la cooperativa, han ido cambiando tanto el tipo de adiciones y drogas consumidas como el perfil de las personas que las consumen y, análogamente, la percepción social acerca de las adicciones y de las personas que las padecen. Como reconoce José Miguel Camacho, “hace 30 años nos encontrábamos con una alarma social respecto al consumo de heroína, que estaba muy asociado con la marginalidad y la delincuencia y nada tiene que ver con el perfil que ahora acude a tratamiento. Actualmente, la sociedad tiene una mayor comprensión de que la adicción es en realidad una enfermedad reconocida por la OMS que puede afectar a cualquier persona en algún momento de su vida”. Y a ello ha contribuido, en opinión de Camacho, “la mayor información sobre las adicciones que tenemos hoy en día y la profesionalización de los recursos que se dedican a tratarlas”.

Reconocer la adicción, el primer paso


Desde el punto de vista del pronóstico o de su tratamiento, se podría decir que no existen adicciones mejores o peores. “Es cierto que hay sustancias que generan una mayor afectación orgánica y otras una mayor afectación psíquica por su abuso a largo plazo, lo cual no sienta un mejor o peor pronóstico de rehabilitación inicialmente”, explica Silvia Ros. Generalmente, como reconoce la coordinadora del centro, “lo que marca el éxito de los tratamientos es que el paciente tenga una adecuada conciencia del problema y se encuentre motivado para trabajar en el programa, no ofrezca resistencias que lo puedan boicotear y se estructure una red de apoyo al cambio de estilo de vida que ayude a mantener y consolidar la abstinencia”.


Una vez se ha dado el primer paso, la búsqueda de ayuda profesional adecuada es fundamental. En el caso de contactar con los profesionales de LLAURANT LA LLUM, y tras realizar un intercambio de información e impresiones con la persona, se sigue el protocolo establecido: “procedemos a concretar una primera entrevista de valoración totalmente gratuita. Dicha entrevista tiene por objeto establecer un mejor criterio sobre su situación a nivel global (médica, psicológica y social) que indique la idoneidad del tratamiento. Y, una vez definida la situación y los objetivos del tratamiento, se procede de la manera más inmediata posible al ingreso para empezar a trabajar”, describe Silvia Ros.


A nivel orientativo, un programa de tratamiento en LLAURANT LA LLUM viene a tener una duración media de cuatro meses, aunque como puntualiza José Miguel Camacho, “los tratamientos se individualizan y diseñan teniendo en cuenta la problemática concreta de la persona y su evolución”. El tratamiento está estructurado en tres fases progresivas: 1ª Estabilización/Desintoxicación, 2ª Salidas/Reconexión con el exterior y 3ª Reinserción socio-laboral.


Para llevar a cabo con éxito todo el programa descrito, la cooperativa LLAURANT LA LLUM cuenta con un equipo multidisciplinar con formación específica en conductas adictivas y años de experiencia en dicho campo: psiquiatra, medico, psicólogos, trabajadores y educadores sociales, auxiliares socioeducativos, monitor de actividades deportivas, cocinera, fisioterapeuta, enfermera... “Se realizan terapias individuales y grupales psicológicas de orientación cognitivo conductual, actividades deportivas (mantenimiento, musculación, senderismo, escalada, running, paddel, piscina), meditación, talleres de ocio y tiempo libre, arteterapia, cine fórum de crecimiento personal…”, explica Camacho. En definitiva, de lo que se trata, como reconoce el trabajador social del centro, es de “realizar un entrenamiento que capacite a la persona en habilidades sociales, control de impulsos, control de estímulos, refuerzo de la autoestima, etc., que ayuden a reforzar los cambios internos y externos necesarios para el cambio de estilo de vida”.

 

Esta alusión al cambio de estilo de vida es fundamental, porque el tratamiento que ofrece LLAURANT LA LLUM está enfocado tanto a la desintoxicación y deshabituación, como a la consolidación de la abstinencia y a la prevención de recaídas.


Y en caso de recaída, “nunca debe afrontarse como un fracaso, ni abandonar terapéuticamente a la persona si hay voluntad de reconducir. Hay que recoger a la persona, protegerla institucionalmente para frenar el riesgo de más consumos y a partir de ahí profundizar en qué aspectos hay que reforzar, realizando una reflexión serena y revisando objetivos y pautas con la persona y su familia”, aconsejan desde el centro.


Al contrario, “Por desalentador que resulte para pacientes, familias y profesionales, las recaídas pueden formar parte importante de la recuperación”, reconocen. “Al final, lo que se manifiesta cuando ocurren es que existen aspectos que no se han mejorado, aprendizajes y cambios que no se han integrado o pautas terapéuticas que no se están poniendo en marcha adecuadamente”. Fruto de la experiencia Silvia Ros reconoce que “en cualquier momento pueden producirse cambios y mejoras. Normalmente las personas con adicciones suelen tener una percepción subjetiva demasiado pesimista y desesperanzadora sobre su situación y de sus posibilidades de mejora. La realidad es que muchas de estas personas a día de hoy han cambiado, recuperado su vida, cuentan ya con años de abstinencia y han dejado atrás algo que parecía o creían imposible de solucionar”.

Un entorno sanador


A la efectividad de las terapias y la recuperación contribuye mucho la ubicación de las instalaciones de LLAURANT LA LLUM, situadas en el valle de Terrabona, término de Picassent, en plena naturaleza y rodeado de huerta y campos de naranjo.


Las personas que están en una rehabilitación de cualquier adicción lo primero que necesitan es un entorno facilitador libre de estímulos tóxicos a su alrededor para sentirse cómodos y seguros: alejados de bares, puntos de venta de droga, casas de apuestas… La desconexión y el aislamiento son importantes, pero no lo es menos el efecto terapéutico de estar en un lugar armónico y equilibrado, rodeado de jardines, estanques, plantas, árboles frutales y numerosos rincones con encanto”, apunta el trabajador social del centro.


En la finca, de 8,5 hectáreas de superficie, hay jardines, árboles frutales, diferentes edificios residenciales, zonas de recreo y deportivas (campo multiusos de hierba natural, campo de vóley, campo de petanca y un gimnasio totalmente equipado), todo enfocado a fortalecer el estado físico y mental de los pacientes. “Sin duda, LLaurant la LLum es un lugar privilegiado para la realización de actividades deportivas y terapias al aire libre que está diseñado para que la sola estancia en la comunidad ya asegure la desconexión mental y la relajación necesarias para enfocar un proceso de crecimiento personal tan importante como éste”, asegura.

Una cooperativa que mira al futuro


LLAURANT LA LLUM se constituyó como cooperativa, como recuerda Silvia Ros, “porque era la fórmula que más se ajustaba a la filosofía y metodología del proyecto, teniendo en cuenta los objetivos de desarrollo social y humano que se perseguían y se persiguen”. Como particularidad en cuanto a su estructura, organización y funcionamiento, es importante señalar la implicación y motivación extra que aporta el hecho de que el equipo de profesionales que lo integran esté formado mayoritariamente por socios trabajadores de la cooperativa. Y no sólo eso, sino que, como explican desde el centro, se ha establecido la posibilidad de que también haya colaboradores en régimen de voluntariado social que son asociados de la cooperativa. Por tanto, el compromiso con el proyecto es total.


En la actualidad, LLAURANT LA LLUM está integrada por alrededor de 20 profesionales, entre personas socias y trabajadoras. Después de más de tres décadas, como coinciden algunos de sus socios, “en estos momentos nos encontramos en un proceso de evolución muy interesante, debido a los naturales relevos generacionales, en el que miembros del equipo terapéutico muy asentados en la empresa se van incorporando progresivamente en calidad de personas socias de la cooperativa”, explica José Miguel Camacho.


Con esta perspectiva, el equipo de profesionales de LLAURANT LA LLUM valora lo conseguido gracias al esfuerzo de muchas personas y mira hacia el futuro con confianza, ya que tanto su dilatada experiencia como su profesionalidad lo han convertido actualmente en un recurso destacado dentro de la red asistencial. “El sistema público de salud cuenta con excelentes profesionales que, desgraciadamente, deben lidiar con el hándicap de la saturación de los recursos dado el gran número de población que demanda atención por problemas de adicción. Muchas personas acuden a nuestros tratamientos de forma privada, ya sea residencial o ambulatoria, buscando la inmediatez frente a las complicadas listas de espera y queriéndose asegurar la confidencialidad y privacidad a la hora de gestionar esta situación”, comentan.


Y con este compromiso, desde LLAURANT LA LLUM se trabaja en coordinación con todos los recursos públicos y privados existentes para el correcto tratamiento de sus pacientes: UCA´s de referencia, gabinetes psicológicos, centros de día, abogados, juzgados, etc. El objetivo último: ayudar a las personas con alguna adicción a pasar página y a retomar su vida donde un día la dejaron.

naturaleza2
naturaleza3
piramide
web
twitter
facebook
Autoría:  Ana Real
subir subir

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:

1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones que aparecen en la parte superior derecha.
2. Deja un comentario con tu opinión.
3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.

 

 

PALABRAS CLAVE

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

CMS xipmultimedia: XPAIWEB