blog FEVECTA portada

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

Reflexiones sobre el emprendimiento cooperativo, la gestión participativa y el trabajo en equipo
21 gramos

Hay una famosa película de Alejandro González Iñárritu que se llama “21 gramos”. El título de lapelícula hace referencia  a un trabajo realizado por el Dr. DuncanMacDougall, quien al comienzo del siglo XX realizó una serie de experimentos para probar la pérdida de peso provocada supuestamente por la partida del alma del cuerpo, al morir. MacDougall pesó pacientes moribundos en un intento por probar que el alma es tangible, material y por ende mensurable. Estos experimentos difícilmente pueden ser considerados científicos, y a pesar de que los resultados variaron considerablemente de 21 gramos, dentro de la cultura popular esta cifra se ha convertido en sinónimo de la medida de la masa del alma.

 

No creo en que el alma sea mensurable en el ser humano, pero sí creo que algunas empresas tienen alma. Estoy convencido de que las cooperativas tienen algo que no tienen las otras empresas: tienen alma.

 

El alma, de acuerdo con muchas tradiciones religiosas y filosóficas, es el componente espiritual de los seres vivos. En esas concepciones, el alma incorpora el principio vital o esencia interna de cada uno de esos seres vivos, gracias a la cual estos tienen una determinada identidad, no explicable a partir de la realidad material de sus partes.

 

Una cooperativa es una empresa con alma, ya que se fundamenta en unos principios y valores que las hacen únicas y diferentes al resto de las empresas.


Pero… ¿dónde reside el alma en las empresas? Lo que tengo claro es que en las cooperativas el alma reside en las personas socias de la cooperativa. Personas capaces de comprometerse con un proyecto común, que les permite aportar lo mejor de sus capacidades y saber hacer, al servicio de un proyecto común que va más allá de sus intereses y que se incardina en una comunidad local.


Una cooperativa ha de tener personalidad, se la tiene que ver venir de lejos, ser reconocible, distinguirse de las demás empresas. En definitiva, tiene que desarrollar un proyecto capaz de enamorar a sus socios/as para que estos den lo mejor de sí mismos.


Una cooperativa con alma será una empresa productiva y competitiva que garantizará el trabajo de calidad para sus socios/as. Será una empresa diferente de cualquier otra. Tendrá en su esencia el motor que provoca interés, generando energía y voluntad en las personas que participan en ella.Una cooperativa con alma será una empresa productiva y competitiva que garantizará el trabajo de calidad para sus socios/as. Será una empresa diferente de cualquier otra. Tendrá en su esencia el motor que provoca interés, generando energía y voluntad en las personas que participan en ella.

Necesitamos profundizar en nuestros principios cooperativos: democracia participativa, intercooperación, educación y formación, desarrollo sostenible, compromiso con lo local, autonomía financiera. Sólo desde la asunción sin cortapisas de nuestros principios, estaremos en condiciones de dotar de esencia y sentido a nuestro proyecto empresarial cooperativo.

 

Decía el Padre Jose Mª de Arizmendarrieta que el cooperativista no nace, sino que se hace. Así pues, debemos construir nuestros proyectos empresariales cooperativos día a día, con el objetivo de llevar nuestros principios cooperativos a nuestra realidad empresarial. Sólo así conseguiremos diferenciarnos del resto de las empresas y posibilitar el tener un proyecto empresarial sostenible en el tiempo.

¿Crees que en tu cooperativa se da la Ley del gallinero?

  •  Sí
  •  No

21 gramos: ¿Las cooperativas tienen alma?

18
DIC

2013

Autoría:  Pepe Albors
subir subir

Acerca del autor de esta entrada

Hola! Soy Pepe Albors y quiero ayudarte a entender mejor la empresa cooperativa. Creo en la democracia económica, y la cooperativa es el mejor modelo de empresa para llevarla a cabo. No es fácil gestionar y trabajar en cooperativa, la igualdad, la participación democrática, la cooperación, no son fáciles de gestionar. Cuento con una experiencia de 30 años en el mundo cooperativo y os puedo ayudar a que el proceso de conducir un proyecto cooperativo sea más llevadero.

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:

1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones que aparecen en la parte superior derecha.
2. Deja un comentario con tu opinión.
3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.

 

 

PALABRAS CLAVE

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

CMS xipmultimedia: XPAIWEB