blog FEVECTA portada

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

Reflexiones sobre el emprendimiento cooperativo, la gestión participativa y el trabajo en equipo

En intercooperación entre cooperativas, cuchillo de palo

27
JUN

2016

circulos

 

El primer sábado del mes de julio se celebra en todo el mundo El Día Mundial del Cooperativismo. Es un día para conmemorar el orgullo de ser cooperativista y para recordar los valores que sustentan este tipo de empresas.

 

La intercooperación es uno de los siete principios básicos de las cooperativas, pero posiblemente sea uno de los que más cuesta llevar a la práctica.

 

6º Principio: Cooperación entre cooperativas

 

Las cooperativas sirven a las personas socias lo más eficazmente posible y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando conjuntamente mediante estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.

 

En la actualidad, la participación de cualquier empresa en el mercado depende de su capacidad para establecer consorcios, asociaciones, alianzas estratégicas, colaboraciones, etc. Las cooperativas siempre se han considerado a sí mismas una red, una comunidad, y siempre han considerado como esencial la existencia de cooperación entre cooperativas.

¿Hasta qué punto se da la intercooperación entre las cooperativas?

 

En el cooperativismo agrario encontramos buenos ejemplos de intercooperación desde los orígenes mismos del movimiento. Experiencias que han cristalizado en estructuras enormemente competitivas dentro y fuera de nuestras fronteras.

 

En el cooperativismo de trabajo puedo afirmar que la intercooperación es un “bien escaso” y apenas contamos con experiencias intercooperativas, sean formales o informales. A nivel del Estado español, tenemos el ejemplo del buque insignia de Mondragón Corporación Cooperativa, que ha hecho del principio de intercooperación su modelo básico de existencia. Sin embargo, en el contexto valenciano, y algún dato tengo al respecto, no es para que nos sintamos muy orgullosos.

 

Un ejemplo que apoya lo que comento es que actualmente apenas existen cooperativas de 2º grado o redes de cooperación estables en el seno del Cooperativismo de Trabajo Asociado, a excepción de experiencias puntuales como la de Akoe Educació, en educación, y la de Caixa Popular, cooperativa de crédito que tiene cooperativizado el trabajo. En ambos casos se han establecido como modelos de intercooperación de éxito en sus respectivos ámbitos.

 

Cabría también mencionar las experiencias del Grupo SITE, Grupo Sorolla o la de Ninos Escuelas Infantiles, pero no dejan de ser fórmulas operativas para llevar a delante estrategias empresariales.

 

Es curioso pero como vemos la mayoría de estas experiencias se dan el cooperativismo de enseñanza. Me pregunto si tendrá algo que ver el nivel cultural y el funcionamiento en la práctica de las cooperativas de enseñanza. Dejo la reflexión para otro post.


Ahora bien, ¿cómo pretendemos que haya intercooperación entre nuestras cooperativas si desde las propias estructuras representativas del cooperativismo apenas somos capaces de intercooperar? En mi opinión, sólo lo hacemos para realizar la función de representación básica que tenemos como organizaciones representativas.

 

De hecho, FEVECTA forma parte de la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana y de la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (COCETA). Por su parte, la Unió de Cooperatives d’Ensenyament Valencianes (UCEV) está integrada en la Unión Española de Cooperativas de Enseñanza (UECOE), y todas estas organizaciones están, a su vez, representadas en CEPES, Comité Español Permanente de la Economía Social.

 

Cualquier lector pensaría que desde las Federaciones, que se agrupan en Confederaciones, la cooperación es un hecho habitual. Mi opinión, en cambio, es que es manifiestamente mejorable, ya que a veces tengo la impresión de que sólo se da una cooperación formal de tipo institucional, pero luego cada Federación va a la suya y, al final, priman más los intereses individuales que los generales; más aún en estos momentos de crisis económica, en que la financiación de las estructuras representativas está sufriendo un severo recorte.

Intercooperar, como he dicho, no es fácil, por eso desde las instituciones representativas y desde la administración se deben favorecer los procesos de cooperación empresarial. (Muchas cosas se pueden hacer)

La intercooperación tiene que ser el eje fundamental que guíe el movimiento cooperativo. No queda otra, o creamos estructuras estables de cooperación, formales o informales, o el cooperativismo será una forma residual dentro del mundo empresarial.

Un dato, en el último año el 50% de las cooperativas creadas estaban integrada por dos personas socias, es decir, estamos hablando de microempresas. Esta circunstancia les da la flexibilidad inicial necesaria para afrontar el proceso de emprendimiento, pero de continuar siendo tan pequeñas, les limita el acceso a economías de escala que les permitan acceder a nuevos mercado y ser más competitivas.

 

Nuestra sociedad demanda, cada vez con más insistencia, que la lógica de la competencia se sustituya por la de la cooperación; que el respeto al Medio Ambiente sustituya al afán explotador de los recursos naturales, y que la vida laboral de las personas se adecue mejor a sus intereses de desarrollo personal y autonomía.


La cooperativa, por su estructura de propiedad colectiva y su funcionamiento democrático (que se concreta en el principio ‘un persona=un voto’), es un modelo de empresa abierto a la sociedad que permite que estas demandas sean planteadas en el marco del proceso productivo y que los ciudadanos tomen el control sobre el desarrollo económico.

La intercooperación es la solución


Tenemos una batalla a ganar y es la de la competitividad de nuestras empresas y de nuestro modelo cooperativo. La cooperación empresarial es un elemento clave para mejorar la productividad y la competitividad a través de la incorporación de conocimiento a los procesos productivos como motor fundamental, puesto que es la única alternativa sostenible a largo plazo y resulta fundamental para asegurar el nivel de vida y el bienestar de las personas socias de las cooperativas.

 

En la economía del conocimiento el nivel de formación de los socios cooperativistas es un factor absolutamente determinante, siendo necesario atraer y retener el talento, o gestionar la diversidad, y esto sólo lo podemos conseguir teniendo una dimensión crítica de empresa.

 

El nuevo entorno socioeconómico - dinámico, complejo y diverso - está caracterizado por una mayor influencia del conocimiento, que se convierte en el principal factor de producción de la economía actual. La innovación, la creatividad, el aprendizaje continuo son claves de la generación de competencias esenciales basadas en los recursos existentes en las empresas.

El tamaño sí importa. ¿Qué podemos hacer?

 

El cooperativismo de trabajo asociado valenciano está formado por pequeñas y algunas medianas empresas, y dentro de las pequeñas hablaríamos de micropymes. El 85% son cooperativas de menos de 10 personas en plantilla. Este hecho representa una clara debilidad del cooperativismo de trabajo, ya que para avanzar en materia de productividad el movimiento cooperativo de trabajo necesita contar con una proporción cada vez mayor de empresas eficientes.

 

El mayor tamaño empresarial de las empresas de nuestro entorno europeo se debe, de algún modo, al resultado de un proceso de selección natural en el que las empresas más productivas y competitivas sobreviven y se han hecho más grandes. Esto les ha permitido emplear más trabajadores/as formados y tener más capital tecnológico y productivo por trabajador/a, así como disfrutar de un mejor acceso a la financiación externa y mayor facilidad para la internacionalización.

 

FEVECTA asume el principio de intercooperación del siguiente modo: “Las Empresas de Trabajo Asociado afiliadas a FEVECTA manifestamos la necesidad del establecimiento de relaciones intercooperativas solidarias y democráticas que permitan:

 

  • El desarrollo económico de las cooperativas mediante acuerdos de colaboración empresarial.
  • La potenciación de estructuras asociativas fuertes que faculten al movimiento cooperativo como interlocutor en las distintas esferas de decisión.
  • Aprovechar las sinergias entre las empresas. Esta optimización de sinergias empresariales, además de evitar la duplicación de recursos y esfuerzos, permite que cada cooperativa concentre sus esfuerzos en las actividades que realmente domina, lo que favorece una mayor eficacia, permitiendo una mejor distribución de recursos entre los socios
  • La cooperación puede ser la llave de acceso a la internacionalización y a nuevos mercados, sobre todo cuando se desconoce la cultura empresarial del país en el que queremos actuar.
  • La cooperación puede dar lugar a la creación de nuevos productos y, como consecuencia, de nuevos negocios.
  • La cooperación propicia el incremento de los procesos de aprendizaje y la adquisición de nuevas habilidades.


Mucho queda por hacer y es tarea de todos no demorar la puesta en marcha de actuaciones tendentes a conseguir una verdadera intercooperación.

ciclo

¿Y tú qué prefieres ser?

  •  Cola de león
  •  Cabeza de ratón

texto alternativo
Autoría:  Pepe Albors
subir subir

Acerca del autor de esta entrada

Hola! Soy Pepe Albors y quiero ayudarte a entender mejor la empresa cooperativa. Creo en la democracia económica, y la cooperativa es el mejor modelo de empresa para llevarla a cabo. No es fácil gestionar y trabajar en cooperativa, la igualdad, la participación democrática, la cooperación, no son fáciles de gestionar. Cuento con una experiencia de 30 años en el mundo cooperativo y os puedo ayudar a que el proceso de conducir un proyecto cooperativo sea más llevadero.

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:

1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones que aparecen en la parte superior derecha.
2. Deja un comentario con tu opinión.
3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.

 

 

PALABRAS CLAVE

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

CMS xipmultimedia: XPAIWEB