blog FEVECTA portada

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

Reflexiones sobre el emprendimiento cooperativo, la gestión participativa y el trabajo en equipo

La regla del 2/40… Formarte o morir

16
OCT

2017

formarte o morir

Ya no es suficiente la acumulación de conocimientos y habilidades concretas en las personas, siendo por otra parte necesaria, sino que cada vez cobra más importancia la formación en actitudes

Recientemente hablaba con un directivo de una importante cooperativa y me comentaba un poco apesadumbrado que un socio que había estado muchos años en la cooperativa había decidido irse a otra organización. Me decía que lo que más le había sorprendido es que los demás socios lo habían despedido con parabienes, y él pensaba: “con lo que hemos invertido formándolo, todo lo invertido se pierde, no es para estar contento”.


Esto me recuerda una cita de Henry Ford que dice:


"Solo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan…
… No formarlos y que se queden
Henry Ford


La realidad es que hoy en día la formación de las personas es una necesidad empresarial y cada vez más vemos que lo ha de ser a lo largo de toda la vida laboral. El concepto de Lifelong Learning (aprendizaje a lo largo de la vida) es un nuevo paradigma educativo/formativo, abierto a cualquier etapa de aprendizaje de la vida de una persona que ha venido para quedarse. La educación permanente pretende la adquisición de conocimientos y destrezas de forma continua a lo largo de la vida de las personas, para que estas puedan adaptarse a los cambios cada vez más rápidos que hay a su alrededor. Y no tanto adaptarse, que no deja de ser una actitud reactiva, sino anticiparse a los cambios, que es una actitud proactiva.


¿Qué hacemos en las cooperativas?


En las cooperativas la educación/formación es tan importante que la tenemos consagrada como principio cooperativo en los siguientes términos:

 

5º Principio cooperativo: Educación, formación e información


"Las cooperativas proporcionan educación e información a las personas socias, a los representantes elegidos, a los cargos directivos y a los trabajadores que puedan contribuir de manera eficaz al desarrollo de sus cooperativas. Informan al público, especialmente a la juventud y a los líderes de opinión, de la naturaleza y beneficios de la cooperativa".


Educación y formación a veces se suelen tratar como un mismo concepto; yo los entiendo como conceptos diferentes. La educación empieza en la familia y es el proceso de facilitar el aprendizaje, los conocimientos, habilidades, valores, creencias y hábitos de un grupo de personas. Otra cosa un poco diferente es la formación, que es la introducción de diversas materias útiles para el desarrollo social y profesional del ser humano y, por ende, de la sociedad. La formación ayuda a la capacitación a pensar, a reflexionar, a tomar decisiones. En definitiva, se puede ser exquisitamente educado pero analfabeto y poseer una eminente formación académica y ser un maleducado.


En las cooperativas debemos invertir en las dos dimensiones: la educativa y la formativa. Ya no es suficiente la acumulación de conocimientos y habilidades concretas en las personas, siendo por otra parte necesaria, sino que cada vez cobra más importancia la formación en actitudes que permiten afrontar nuevas condiciones de competitividad y centrarse en la disposición de las personas y de los equipos para el aprendizaje.


La inversión en ‘saber hacer’ de la cooperativa (formación/capacitación) resulta insuficiente si no se acompaña del ‘saber ser’ (educación en valores), que acaba definiendo su propia identidad y es la que convierte el conocimiento en inteligencia.


Por eso, es muy importante adquirir conocimientos tanto en el ámbito profesional/empresarial como conseguir y formarse en habilidades sociales que aumenten nuestra inteligencia emocional. Además, en las cooperativas es muy necesario formarse para la gestión de la participación y formarse para liderarla.


"Los analfabetos del Siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir,
sino aquéllos que no sepan aprender, desaprender y reaprender"
Alvin Toffler


El aprender a aprender se constituye, así, en un factor de importancia esencial siempre y cuando se plantee no sólo en su dimensión individual, sino también colectiva. En la cooperativa las personas son la organización porque son portadoras de capacidades que se multiplican en su eficacia y eficiencia. Por eso es esencial la formación de todo el equipo de personas de la cooperativa, como bien dice el 5º principio cooperativo.

Una pregunta clave: ¿Cuántos recursos debemos dedicar como mínimo a la formación empresarial y societaria en nuestras cooperativas?


Veamos primero qué dice la Ley Valenciana de Cooperativas: Extracto del Artículo 72. Fondo de formación y promoción cooperativa:

 

[1. El fondo de formación y promoción cooperativa tendrá como fines la formación de los socios y socias y trabajadores y trabajadoras de la cooperativa en los principios y técnicas cooperativas, económicas y profesionales; la promoción de las relaciones intercooperativas, la difusión del cooperativismo y la promoción cultural, profesional y social del entorno local o de la comunidad en general.

 

2. Al fondo de formación y promoción cooperativa se destinarán necesariamente:


a) El porcentaje de los excedentes netos y beneficios que establezcan los estatutos o la asamblea general de conformidad con el artículo 68 de esta ley: “Los excedentes netos resultantes de las operaciones con las personas socias se destinarán, al menos en un 5%, al fondo de formación y promoción cooperativa”
b) Las donaciones y cualquier clase de ayuda recibida para el cumplimiento de los fines de dicho fondo.
c) El importe de las sanciones impuestas a las personas socias.


3. El fondo de formación y promoción cooperativa es irrepartible e inembargable excepto por deudas contraídas para el cumplimiento de sus fines.

 

4. El importe del fondo deberá comprometerse o aplicarse en el ejercicio económico en que se haya efectuado su dotación. …
5…
6. La consellería competente en materia de cooperativas podrá autorizar por motivos excepcionales la aplicación del fondo de formación y promoción cooperativa a fines distintos de los establecidos en el apartado 1].

 

Si crees que la formación es cara… prueba con la ignorancia
Derek Bok, exrector de Harvard University


Una vez visto a qué nos obliga la Ley, os comento lo que en mi opinión deberíamos invertir en la formación y educación de los socios de la cooperativa. Hace años tuve la oportunidad de formarme con Julio Pitlik, gran formador en temas cooperativos, quien me dio la regla del 2/40, que se traduce en que en una empresa como mínimo se ha de hacer dos horas de formación por cada 40 horas de trabajo. Me parece una buena proporción, que se puede traducir en que en un año laboral de unas 1.600 horas deberíamos, como mínimo, dedicar 80 horas a la formación, es decir, dos semanas para cada miembro de la cooperativa.


Desafortunadamente, son bastantes las cooperativas que apenas dedican tiempo a la formación profesional y societaria de su personal. En muchas ocasiones les pregunto qué es lo que les impide hacer formación con la cantidad de recursos que existen para este fin actualmente, y me encuentro con la misma respuesta: “no tenemos tiempo”, como si formarse fuese un hobby; otras veces te dicen: “yo no tengo tiempo para formarme, pero lo suplo con muchos años de experiencia”, y pienso, sí, lo que tú tienes es un año de experiencia y 20 años de repetir lo mismo.


Si no tomamos conciencia clara de la importancia de invertir en formación, estaremos cavando nuestra tumba empresarial cooperativa. En 30 años he visto demasiados casos.


¿En tu cooperativa te acercas a esta media?, espero tus comentarios

Autoría:  Pepe Albors
subir subir

Acerca del autor de esta entrada

Hola! Soy Pepe Albors y quiero ayudarte a entender mejor la empresa cooperativa. Creo en la democracia económica, y la cooperativa es el mejor modelo de empresa para llevarla a cabo. No es fácil gestionar y trabajar en cooperativa, la igualdad, la participación democrática, la cooperación, no son fáciles de gestionar. Cuento con una experiencia de 30 años en el mundo cooperativo y os puedo ayudar a que el proceso de conducir un proyecto cooperativo sea más llevadero.

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:

1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones que aparecen en la parte superior derecha.
2. Deja un comentario con tu opinión.
3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.

 

 

PALABRAS CLAVE

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

CMS xipmultimedia: XPAIWEB