blog FEVECTA portada

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

Reflexiones sobre el emprendimiento cooperativo, la gestión participativa y el trabajo en equipo

4D, tocado, 4R, tocado y hundido

23
JUL

2018

Hundir la flota

Aprovecha las vacaciones para aprender a ser emocionalmente inteligente como vía de progreso personal y en beneficio de nuestras organizaciones.

 

En las empresas es cada vez más importante contar con personas que sean emocionalmente inteligentes. La teoría de las inteligencias múltiples nos habla de dos tipos de inteligencias claves; la inteligencia intrapersonal, que es la capacidad de reconocer tus estados emocionales y de poderlos modificar de forma positiva, y la inteligencia interpersonal, que es la capacidad de entender qué pasa en la otra persona y relacionarte con esa situación.


Una persona que no sea capaz de gobernar sus estados de ánimo, que un día se levanta sin ganas de hacer nada o que un día tenga rabia e ira y que no las sepa canalizar de manera positiva y adecuada o que tenga miedo y no sepa superarlo, es difícil que progrese en la vida. Una persona que no sepa entender a los demás, que no sepa resolver conflictos, también es difícil que progrese en la vida.


Estos dos tipos de inteligencia son clave en el éxito y felicidad de las personas, y especialmente en la empresa cooperativa. Dos buenas noticias: podemos aprender a ser emocionalmente inteligentes y, ahora que ¡por fin! han llegado o están a punto de llegar las ansiadas vacaciones y ya estamos imaginando qué haremos y qué no haremos, —especialmente con todo aquello que hemos ido aparcando a lo largo del año y ahora podremos hacer—, es un buen momento para repensar y reinventarnos para caminar en la senda de ser más emocionalmente inteligentes.


Sí, como os digo es el momento de dejar atrás la presión del día a día en el trabajo, relajarnos para cargar de nuevo las pilas y reincorporarnos al trabajo a la vuelta de las vacaciones con energías renovadas.


Es curioso pero algunas personas los primeros días de vacaciones suelen contraer enfermedades, ya que el estrés de la actividad realizada ha sido tan alto que, una vez baja la intensidad, nuestro cuerpo baja la guardia, caen las defensas y nos hacemos vulnerables. Es un síntoma muy estudiado por la medicina que nos ha de hacer reflexionar. No es bueno someter a nuestro cuerpo y mente a esta intensidad.


Otras veces, nos marcamos expectativas no muy realistas de lo que supondrán las vacaciones y pensamos que van a compensar todo lo que arrastramos a lo largo del año: ¡ERROR! Hay que prepararse para las vacaciones igual que nos preparamos para el trabajo. La vida no se compone de compartimentos estancos: ahora trabajo /ahora vacaciones. La vida es armonía y equilibrio, es presente y esto ha de ser de manera constante, ya sea en periodos laborales o en periodos de descanso. Debemos tener momentos de relax y desconexión durante nuestros periodos laborales, así como momentos de actividad durante nuestros periodos vacacionales.


Pues bien, voy a comentaros dos esquemas que me gustan y que explican de forma fácil y rápida conceptos. Uno de los que más me gustan es el de las 4 D.

 

LAS 4 D


DEPORTE
DESCANSO
DIVERSIÓN
DIETA

 

 

DEPORTE


“Mens sana in corpore sano”. Tener una mente sana y un cuerpo sano son los elementos clave y necesarios para tener una mejor calidad de vida. Con el ejercicio físico regular nos ayudamos en este propósito. Nada del otro mundo; con caminar 10.000 pasos al día de forma continuada es suficiente (entre ½ hora y una hora diaria). Caminar ayuda a pensar y mientras, además, puedes escuchar música o podcasts grabados sobre temas interesantes. A mí se me ocurren muchas ideas y temas para escribir artículos mientras camino.

 

 

DESCANSO


La actividad física sólo es eficaz cuando está equilibrada con descanso suficiente que nos permita la recuperación de las energías gastadas por nuestro cuerpo y nuestra mente. Dormir bien es fundamental para que nuestro cuerpo se recupere de su actividad cotidiana y tiene efectos muy positivos en nuestro estado de ánimo. Ahora en verano buenas siestas y el resto del año siestitas más cortitas.


Realmente el día no comienza cuando nos levantamos, sino cuando nos acostamos. El sueño es fundamental para tener un cerebro más sano y más preparado para el aprendizaje. Si queremos que los días sean buenos, pongamos atención en la noche y en el sueño. Aprovechad el verano para practicar y dormir a pierna suelta.

 

DIVERSIÓN


Hay que disfrutar, ser felices, aprovechar para hacer las cosas que nos apasionan o que nos divierten. Necesitamos acumular buen rollo, emociones positivas, reír, pasar tiempo de calidad con las personas que nos importan, vibrar, bailar, buenas lecturas, buen cine o series de TV, ir a conciertos, buenas cervecitas y cenitas con buen vinito y buenas tertulias.



 

 

 

 

DIETA


¡Ojo! hay que ayudar a nuestro cuerpo y a nuestra mente limpiándolos de toxinas y emociones negativas. Una dieta equilibrada es esencial, así que no perdáis de vista este tema y una vez a la semana o después de un exceso, equilibrar. Es terrible pero el reputado pediatra Carlos Casabona dice que "Debido a la alimentación, podemos estar enfrente de la primera generación de niños que vivan menos que nosotros".

 

Hablábamos de la inteligencia intrapersonal y la interpersonal. Ahora quería incidir en la importancia de ser emocionalmente inteligentes hacia el exterior, hacia los demás. En este mes de julio hemos celebrado el Día Internacional del cooperativismo cuyo lema ha sido:


“Transformación hacia sociedades sostenibles y resilientes”


Las cooperativas tienen dos siglos de experiencia en la construcción de sociedades sostenibles y resilientes, pero tenemos que avanzar más. Tenemos un séptimo principio cooperativo que habla sobre el compromiso que tiene el cooperativismo en la construcción de un mundo mejor y más sostenible. Por eso, estas vacaciones son un buen momento para estrechar nuestro contacto con la naturaleza y nuestro medioambiente.

 

LAS 4 R

 

Hay que dejar un planeta mejor para las futuras generaciones.
NO HAY OTRA que empezar ya a:


REDUCIR
REUTILIZAR
RECUPERAR
RECICLAR

 

 

 

 

 

REDUCIR


No podemos seguir con esta sociedad de consumo que nos está llevando a una saciedad de consumo. Hay que mentalizarse en evitar la compra de productos/ servicios que realmente no son necesarios y que, además, llevan aparejados elementos que en muy poco tiempo van a ser basura, como por ejemplo productos con un exceso de embalaje.


Hay que dejar de consumir energía y ser más eficientes energéticamente. Consumir la mitad de carne, gasolina, vehículos, etc. Si hacemos una lista podemos ver la cantidad de cosas que consumimos que no nos aportan casi nada. Y como decíamos antes, una buena dieta también es muy saludable.

REUTILIZAR


Qué gran oportunidad para desarrollar manualidades y divertirnos. Reutilizar implica dar una segunda vida a productos que ya no sirven para la finalidad que fueron adquiridos o que se han estropeado pero que se pueden reparar y volver a utilizar. Podemos regalar ropa, libros, muebles, etc. a personas que les puedan dar una nueva oportunidad. Hay que ver la de cosas que tiramos a los contenedores que podrían tener una segunda vida. Piénsatelo antes de tirar nada.

 

RECICLAR


Hay que tomar conciencia de que los residuos que generamos son, en su mayoría, RECICLABLES. Hay que hacer una selección de los residuos generados (papel, vidrio, plásticos, metales, orgánico, etc.) Luego son tratados en plantas especializadas para obtener las materias primas originales, con el consiguiente ahorro de energía.

RECUPERAR


La compra de productos con materiales reciclados es un buen ejemplo de un consumo responsable. Cada vez hay más empresas que nos ofrecen productos procedentes de materiales recuperados.
Recuperar se basa en usar un residuo/producto para producir otro nuevo, y siempre intentando que el tratamiento sea más respetuoso con el medioambiente.

 

 

 

 

En próximos post os hablaré de las 4 A, las 4 T, las 4 S, etc. Como veis soy un cuatrero.


¡A disfrutar de las vacaciones!

 

 

 

 

Autoría:  Pepe Albors
subir subir

Acerca del autor de esta entrada

Hola! Soy Pepe Albors y quiero ayudarte a entender mejor la empresa cooperativa. Creo en la democracia económica, y la cooperativa es el mejor modelo de empresa para llevarla a cabo. No es fácil gestionar y trabajar en cooperativa, la igualdad, la participación democrática, la cooperación, no son fáciles de gestionar. Cuento con una experiencia de 30 años en el mundo cooperativo y os puedo ayudar a que el proceso de conducir un proyecto cooperativo sea más llevadero.

PARTICIPA

Si te ha gustado el post y quieres apoyar la difusión de la empresa cooperativa te voy a pedir 3 cosas:

1. Comparte este post en redes sociales utilizando los botones que aparecen en la parte superior derecha.
2. Deja un comentario con tu opinión.
3. Envía una pregunta relacionada con el mundo emprendedor cooperativo, que te preocupe y quieras conocer nuestra opinión.

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.

 

 

PALABRAS CLAVE

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Escribe tu email y te enviaremos un boletín periódicamente con los nuevos artículos publicados


 Quiero recibir también el boletín de FEVECTA
Política de protección de datos  

CMS xipmultimedia: XPAIWEB